domingo, 1 de marzo de 2015

Movimiento en libertad (parte 1)



Ver crecer a nuestros bebés, como pasan de descubrir sus manos, a tocarse los pies, rodar, gatear, caminar, correr, saltar, e irse perfeccionando en sus habilidades motoras constantemente es algo realmente increíble.
Lamentablemente en nuestros días como hemos hablado antes estamos llenos de muchos paradigmas y “consejos” que estoy segura no son con mala intención, pero solamente que son cosas que se han venido haciendo por sugerencia de quien sabe quien y que se han perpetuado sin detenernos a pensar si estará bien o mal.

En esta ocasión vamos hablar sobre el movimiento en libertad, un tema que en lo personal me parece muy interesante, y que con el nacimiento de mi hija descubrí que hay bastante desinformación al respecto. 
Durante el desarrollo motor de los niños hay diversos hitos. Emmi Pikler (pediatra europea famosa en este tema) en su libro “Moverse en Libertad” describe diez estadios progresivos que un niño o niña desarrolla de forma cronológica:

1. Pasa de la posición de espaldas a la de costado y vuelve a la posición inicial.
2. Se vuelve tumbado hacia abajo 
3. Pasa de la posición ventral a la dorsal (con vueltas alternadas).
4. Repta sobre el vientre
5. Gatea.
6. Se sienta (está sentado y vuelve a tumbarse).
 7. Se arrodilla erguido (se sostiene sobre las rodillas, vuelve a colocarse en posición de gateo   o se sienta).
8. Se pone de pie (se sostiene de pie y se pone de nuevo en posición de gateo o se sienta).
9. Comienza a andar sin sujetarse (en esta fase es importante que el niño logre ponerse de pie por sí mismo sin apoyo)
10. Marcha estable (el niño la utiliza diariamente para desplazarse).

De acuerdo a la observación de la pediatra en el Instituto Pikler cada uno de estos hitos se generan en los niños durante edades variables. Esto es muy importante de tener en cuenta, pues todos los niños son totalmente distintos.

A los ma/padres sin embargo, nos da mucha ansiedad de cuando ocurrirá cada una de estas fases y nos da preocupación si se atrasan en alguna. Yo misma me sentía muy preocupada cuando mi hija llegó a los 7 o casi 8 meses y no lograba rotar. Opté porque debía llevarla algún lugar para “estimularla” sin haber profundizado más acerca del movimiento libre. Camila no necesitaba intervenciones, ella alcanzaría su hito de manera autónoma mas tarde. 

Esta misma ansiedad nos hace caer en algo aún mas serio, adelantar a nuestros niños hacer cosas para los que aún no están preparados. Y es esta misma ansiedad la que nos hace gastar mucho dinero en cosas innecesarias como “gimnasios para estimular a los bebés”,  “andadores”, “arnés para caminar” y otras cosas que se han inventado para “ayudar” que nuestros hijxs alcancen sus hitos mas rápidos y no cuando corresponda libremente. 
La familia, la sociedad misma lo último que nos dice es que tengamos paciencia, que eventualmente nuestros pequeños harán lo que tengan que hacer. Esto nos ahorraría preocupaciones y mas bien disfrutaríamos cada vez mas sus logros.

Es por esto que quiero enfocarme en algunos “consejos” erróneos que recibimos como padres:

        1. El bebé debe permanecer durante algún tiempo al día boca abajo:

 En ingles se le     denomina “tummy time” y los pediatras incluso lo recomiendan para fortalecer   la columna y el cuello del bebé desde que tienen alrededor de 2 meses. Según el movimiento en libertad, la posición natural de un bebé es de espaldas. Lo mejor que podemos hacer (el tiempo que el bebé lo permita) es que permanezca de espaldas al suelo rodeado de la menor cantidad de cosas posibles, sin tantos juguetes con sonidos ni colores.

“Cuando un niño/a es puesto en posición de boca abajo precozmente la gravedad hace su trabajo y no puede respirar muy bien, así debe intentar vencer la gravedad y elevar la cabeza con un coste energético muy grande y con movimientos poco armónicos y muy tensos… Para nuestra sorpresa, el itinerario descrito por Pikler muestra que cuando el niño o niña está preparado y de manera independiente gira boca abajo, asume  inmediatamente la postura con apoyo simétrico de manos… Es decir, no necesita ese entrenamiento prolongado boca abajo” (Moverse en libertad, Emmi Pikler)



2. Cuando el bebé tenga alrededor de los 4 o 5 meses el bebé debe rotar:
Esto es variable, mi hija como lo comenté anteriormente giró hasta los 7 meses aprox. Hay una diferencia sutil: a esa edad los bebés pueden girar y ponerse de costado, explorar y luego volver a estar de espaldas, pero no es hasta alrededor de los 6 meses que ocurren los volteos luego de ejercitar por 2 meses los giros hacia los costados. Finalmente a los 7 meses aproximadamente Pikler describe que el niño o niña logra pasar de la postura boca abajo a espaldas nuevamente con vueltas alternadas, incluso esto se transforma en la primera locomoción para muchos niños y niñas que logran desplazarse girando para alcanzar algún juguete deseado.

Lo mas importante es que para que esto se logre de manera autónoma, sin forzar (incluso si el bebé no puede volver a la posición inicial hay que ayudarle) hay que permitirle permanecer boca arriba en el suelo principalmente , con ropa cómoda, sin tanto estímulos ni sonidos,  y sobre todo teniendo calma, paciencia y acompañándolo continuamente.

3. Debemos enseñar al bebé a sentarse: 
Nada puede estar mas erróneo, lejos de la realidad y sin embargo es una práctica muy frecuente en la sociedad. No es necesario enseñar a los bebés a sentarse y mucho menos forzarlos a estar en esa posición.  Existen incluso en el mercado sillas para sentar bebés cuando no están listos. 

“La pediatra Emmi Pikler describía lo extraño que le parecía esta práctica tan usual y cómo esos bebés, que eran sentados prematuramente, mostraban un desarrollo postural tan distinto a los niños que se mueven en libertad. Ella planteaba que los pequeños se mostraban tensos y más rígidos, “como si se hubieran tragado un palo de escoba”…De esa manera, cuando a un niño se le impone una postura que aún no logra por sí solo, también se le impone la exigencia y se le marca un ritmo”

La realidad es que un bebé se sienta solo después de girar hacia ambos lados, después de arrastrarse o reptar,  en general, se sentará solo cuando comience a gatear y, tomando como referencia los estudios de Emmi Pikler, eso es algo que suele suceder alrededor de los 9 meses!!! Tristemente he visto bebés de 4 o 5 meses forzados en la postura de sentarse.  

¿Qué ocurre cuando un niño es sentado sin estar listo? Como no está preparado, es posible que necesite ayuda constante para poder tomar cualquier objeto y explorar. De esta manera, es posible que no pueda alcanzar sus juguetes, que se le caigan, , lo cual puede generar llantos y frustraciones innecesarias que podrían ser ahorradas si simplemente se mantiene en el suelo boca arriba, en la posición que el niño maneje.
Por otra parte, si un niño es sentado precozmente, sus piernas no se activan y se transforman en un soporte de la postura. Las piernas de un niño que se mueve en libertad son activas, móviles y flexibles, son parte de los giros e importantes motores del arrastre.

En el próximo post, hablaremos de otros paradigmas: de la importancia del gateo y que no da lo mismo si el niño se salta esa etapa, de porque es mejor decir no a los andadores y de las maravillosas ventajas que genera el permitir que tu hijx se mueva en libertad. 

Claramente, esta propuesta mas natural y respetuosa te permitirá disfrutar y acompañar mas a tu bebé en el alcance de todos su hitos motrices, sin intervenir demasiado y sin poner al bebé en posturas que no logra por si mismo.

Mientras tanto espero disfrutes este video, donde se puede ver como poco a poco un bebé va alcanzando los movimientos indispensables para rotar sin ayuda y sin intervención. 




Para más información visita  www.moverseenlibertad.cl
                                               http://pikler.blogspot.com
                    Instituto Pikler:   http://www.aipl.org





5 comentarios:

  1. Wow me sorprendo de mi bebe al leer esto porque él tiene 6 meses y ya se para solito sostenido por las cosas. Muy rápido pasó por todas las etapas. Ojo que sólo lo acompañe en cada etapa, nada de acelerar ningún proceso. Es cierto, cada bebé tiene su ritmo.

    ResponderEliminar
  2. Wow me sorprendo de mi bebe al leer esto porque él tiene 6 meses y ya se para solito sostenido por las cosas. Muy rápido pasó por todas las etapas. Ojo que sólo lo acompañe en cada etapa, nada de acelerar ningún proceso. Es cierto, cada bebé tiene su ritmo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sostenido por las cosas...eso es acelerar el proceso...

      Eliminar
  3. Querida Josefina. Cada bebé lleva su ritmo y su tiempo y todos son completamente distintos... hay bebés muy precoces y si tu no has interferido en estos tiempos al "forzarlo" a alcanzar estas posturas ni has utilizado ningún tipo de artefacto que le permita descubrir estas posturas como un andador pues está muy bien. Continúa apoyandolo en sus etapas. Gracias por escribir y saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, me gustó leerlas. Tengo una consulta: Cuando alzo a mi bebé siempre pongo la palma de mi mano a la altura de su nuca y los dedos estirados sosteniendo su cabeza. Pero, al llevar a mi bebé a su control me dijeron que para tener tres meses él "ya debería levantar la cabeza solo para acompañar a su cuerpo", y me recomendaron realizar unos ejercicios jalándolo de sus manitos de la posición de echado a sentado para que incorpore la cabecita poco a poco, ¿ Está bien esto? ¿tal vez mi cuidado está evitando su desarrollo motor? Gracias de antemano por su respuesta.

    ResponderEliminar